Mejor robot limpiacristales – 2022

mejor robot limpiacristales

Esta guía del comprador del mejor robot limpiacristales le ayudará primero a saber si realmente necesita un aparato de este tipo: descubramos juntos qué son, para qué sirven y todas las consideraciones que hay que hacer antes de comprar uno.

Mejores sensores de movimientoMejores sensores de movimiento

Cuando se trata de lavar ventanas, los problemas y las dificultades no suelen aparecer. De hecho, es una de esas acciones que requieren un gran esfuerzo y atención. Además, las ventanas suelen ser difíciles de lavar, ya que las exteriores son de difícil acceso.

Guía Paso a Paso de Cómo Funcionan las Luces InteligentesGuía Paso a Paso de Cómo Funcionan las Luces Inteligentes

Los mejores robots limpiacristales

Esta es la lista de los mejores robots limpiacristales:

  • Cecotec WinDroid 870 Connected
  • PRIXTON Robot limpiacristales
  • Cecotec WinDroid 970
  • ECOVACS WINBOT X

Después de analizar las principales características que debe tener un buen robot limpiacristales, descubra el modelo perfecto para sus necesidades continuando con la lectura de nuestras reseñas.

Cecotec WinDroid 870 Connected

El Cecotec WinDroid 870 es un robot limpiacristales inteligente con alimentación híbrida de cable y batería. Es un aparato compacto en cuanto a su diseño y completo en cuanto a sus funciones: está dotado de un sistema de navegación inteligente que calcula de forma autónoma la ruta más fácil para la limpieza detectando los límites de la superficie de vidrio que hay que limpiar. Además, incorpora el sistema AutoStop que detecta y señala con un aviso acústico y luminoso cuando la limpieza ha finalizado, garantizando una cierta autonomía antes de apagarse para dar tiempo a soltarse del cristal y evitar su caída.

El sistema de succión extra potente cuenta con una bomba de succión de alto rendimiento que permite al robot permanecer en perfecta adherencia al vidrio y trabajar con total seguridad. Además, para garantizar la seguridad, integra un sistema de alimentación ininterrumpida y un algoritmo de control de las zonas de trabajo, así como un cordón de rescate en caso de caída accidental. La particularidad de este robot limpiacristales es que puede trabajar en otros tipos de superficies además del cristal, como los azulejos, y puede trabajar con la misma eficacia en superficies verticales que horizontales.

Todas las funciones del robot pueden gestionarse a distancia, ya sea mediante un mando a distancia o conectándolo a su smartphone a través de una App dedicada. El Cecotec WinDroid 870 es un robot limpiacristales de gama alta que se ofrece a un precio muy competitivo y que goza de buenas valoraciones por parte de los compradores. En particular, es apreciada por su facilidad de uso y fiabilidad a la hora de realizar su labor de limpieza.

robot limpiacristales Cecotec WinDroid 870 Connected

PRIXTON Robot limpiacristales

Con el modelo BT200 de Prixton, damos un salto de calidad al ofrecer un robot limpiacristales diseñado para el lavado de grandes superficies con y sin marco, garantizando el mismo grado de limpieza sobre cualquier material liso colocado tanto en superficies verticales como horizontales como mesas o similares.

Tiene un diseño cuadrado, compacto, elegante y ligero, ideal para limpiar estructuras con ángulos rectos. El sistema de alimentación es una batería del tipo de iones de litio incluida en el suministro con una excelente autonomía y tiempos de recarga proporcionados. El sistema de navegación mapea la superficie de trabajo, garantizando una acción de limpieza uniforme sin zonas de sombra de suciedad gracias a la superposición de pasos y al cálculo automático de la trayectoria de limpieza más rápida.

Todas las funciones del robot se pueden gestionar y programar a distancia mediante un mando a distancia y/o a través de una App dedicada que se instala en su smartphone u otro dispositivo multimedia. También interactúa con los sistemas comunes de automatización del hogar, facilitando y simplificando su uso. En resumen, el BT200 Prixton es un robot limpiacristales de alta calidad capaz de gestionar de forma autónoma un gran volumen de trabajo de forma eficiente y segura. La seguridad está garantizada por los sensores anticaída y el cable de anclaje en caso de caída accidental.

Se incluye una buena gama de accesorios con la posibilidad de adquirir recambios originales adicionales para las piezas sujetas a desgaste. La BT200 Prixton ha sido apreciada por los compradores que han tenido la oportunidad de probarla a lo largo del tiempo por su poder de limpieza, su facilidad de uso y su más que excelente relación calidad/precio.

PRIXTON Robot limpiacristales

Cecotec WinDroid 970

WinDroid 970 es uno de los robots limpiacristales inteligentes de Cecotec más compactos del mercado. Es un robot del tamaño de la palma de la mano con todas las funciones de un dispositivo inteligente tecnológicamente avanzado. El sistema iTech Win 4.0, de hecho, permite la navegación inteligente del «gecko», que es capaz de detectar los límites de la zona de trabajo y, a continuación, calcular el mejor recorrido de limpieza, garantizando la máxima eficiencia con un relativo ahorro de tiempo y absorción de energía.

Relacionados:  Qué es la Red Mesh; La revolución de la red descentralizada

El sistema se alimenta de baterías de iones de litio incluidas en el suministro con una excelente autonomía y tiempos de recarga. El smart Mopping Virator es el sistema de limpieza basado en la transmisión de vibraciones a un paño de fibra: de este modo se aplica un fregado que puede limpiar la suciedad más resistente. Esta característica es especialmente útil en las ventanas exteriores, donde la suciedad se concentra en mayor medida que en las ventanas interiores debido a su constante exposición a la intemperie.

Todas las funciones del Cecotec WinDroid 970 se pueden gestionar y programar a distancia, bien con un mando a distancia, incluido en el suministro, o bien conectándolo a tu sistema de domótica o directamente a tu smartphone u otro dispositivo multimedia con una App dedicada a través de la cual podrás programar y controlar los ciclos de limpieza del robot. Cecotec es una marca especializada en la producción de dispositivos inteligentes, el robot limpiacristales WinDroid 970 reúne todas las características de un producto profesional ofrecido a un precio competitivo accesible a los particulares para uso doméstico.

robot limpiacristales Cecotec WinDroid 970

ECOVACS WINBOT X

Ecovacs es una marca líder en la producción y distribución de dispositivos inteligentes. WINBOX X es un modelo profesional en su versión 2020. Se trata de un robot limpiacristales de gran tamaño y base cuadrada, de 25x25x10 cm, con una potencia nominal de 60 W y una batería con una autonomía nominal de aproximadamente 50 minutos.

Su funcionamiento es muy sencillo: basta con encenderla mediante el botón claramente visible en la parte superior del cuerpo y colocarla sobre la superficie que se desea limpiar. El sistema de navegación inteligente trazará un mapa de la superficie de trabajo y elegirá la ruta de limpieza ideal para garantizar el máximo grado de limpieza en el menor tiempo posible. Funciona tanto en superficies verticales como horizontales con la misma eficacia. El sistema de seguridad garantiza que el robot permanezca en la pared incluso después de haber terminado de limpiar, y el cordón anticaída con terminal de ventosa lo asegura en caso de caída accidental.

Todas las funciones son programables y se pueden gestionar a distancia mediante un mando a distancia con un buen rango de acción. El volumen de suministro incluye el mando a distancia (y las pilas), una fuente de alimentación, la ventosa y el cable de seguridad, un juego de 4 paños de limpieza, 1 botella de producto de limpieza y el manual de instrucciones.

robot limpiacristales ECOVACS WINBOT X

Qué es un robot limpiacristales

Un robot limpiacristales es un dispositivo electrónico cuyo uso permite automatizar la limpieza de los cristales del hogar, la oficina u otras estancias con diferentes usos. Su utilidad es especialmente evidente en todas aquellas situaciones en las que el exterior de las ventanas o los compartimentos de luz fijos no son fácilmente accesibles, por lo que la limpieza ordinaria y extraordinaria puede realizarse de forma tradicional con total seguridad.

Por lo tanto, los limpiacristales robóticos se caracterizan no sólo por ser dispositivos que pueden aligerar y simplificar la limpieza de los cristales como un limpiacristales eléctrico manual ordinario, sino que también permiten que dicha limpieza se realice de forma totalmente automatizada. Esto es posible tanto a través de la programación manual como de forma remota a través de una App dedicada que se instala en el propio smartphone u otro dispositivo multimedia.

Desde el punto de vista del sistema de limpieza, un robot limpiacristales funciona gracias a la integración de un motor de succión que también le permite adherirse al cristal.

La limpieza suele realizarse en tres fases distintas: mojar el cristal mediante un paño húmedo y/o con agua y/o detergente, según el modelo. En cambio, la segunda etapa consiste en eliminar la suciedad mediante una goma de borrar y, por último, la tercera etapa dedicada al secado.

La navegación del robot dentro del área de trabajo está gestionada por un sistema inteligente compuesto por uno o varios sensores de infrarrojos y un procesador. Con este sistema, el robot es capaz de orientarse y moverse de forma autónoma, garantizando una cobertura total de la zona que se limpia sin dejar zonas sucias en la sombra.

Relacionados:  10 Consejos para aumentar la seguridad de tu hogar

Para qué sirve un robot limpiacristales

La función principal de un robot limpiacristales es lavar los cristales tanto en superficies horizontales como verticales.

Básicamente, el robot limpiacristales es muy ligero, por lo que puede «pegarse» al cristal sin problemas. Sin embargo, para que un robot de este tipo funcione sin problemas, es importante que el cristal tenga un grosor mínimo de 5 milímetros (se aplica tanto a los cristales simples como a los dobles).

Además de poder utilizar estos robots para limpiar ventanas (siempre que tengan al menos 60 centímetros de alto y 45 de ancho), también pueden utilizarse para los cristales de las puertas, así como para todas las demás superficies de vidrio (como las grandes mesas de este material). La limpieza mediante este dispositivo se realiza con bastante rapidez y es eficaz.

Además de las funcionalidades principales, a veces hay muchas funcionalidades inteligentes y extras que se incluyen cada vez más en los dispositivos modernos. Por ejemplo, algunos robots limpiacristales pueden limpiar no sólo el cristal, sino también superficies como el mármol o las baldosas. No se recomienda, sin embargo, para la limpieza de superficies de madera.

Cómo elegir el mejor robot limpiacristales

Forma y tamaño

La forma y el tamaño de un robot limpiacristales no sólo tienen que ver con el diseño en el sentido estético del término, sino que son parámetros que resaltan un aspecto importante de la funcionalidad del robot. Esto se debe a que, en función del tipo de superficie y de las características de la estructura de la instalación de vidrio, cambia la forma y el tamaño del robot utilizado para limpiarla.

Por ejemplo: algunos modelos, como los robots cuadrados, por su forma, tamaño y tecnología de los materiales (pero también por el tipo de sistema de navegación inteligente adoptado) no son adecuados para la limpieza de ventanas sin marco o que tienen juntas de forma irregular, para lo que sería más adecuado un modelo de forma redonda.

El tamaño de un robot limpiacristales, en concreto, debe elegirse en relación con el tamaño de la superficie de la ventana. Por lo tanto, si estamos en presencia de superficies muy grandes, está claro que será preferible un robot con una acción de limpieza más amplia que uno más pequeño, quizá más adecuado para contextos domésticos.

Duración de la batería

Partiendo de la base de que la mayoría de los modelos de robots limpiacristales del mercado tienen un tipo de alimentación híbrido -con cable y con batería, podemos decir que cada vez son más las marcas que se esfuerzan por desarrollar sistemas con un funcionamiento totalmente inalámbrico. Así, estos modelos se alimentan de una batería con una autonomía que oscila entre un mínimo de 30 minutos y un máximo de 50 minutos.

En ambos casos, estas soluciones son válidas en función de la ubicación del acristalamiento en relación con un punto de alimentación, por lo que son un parámetro bastante decisivo a la hora de evaluar la compra.

Más determinante aún, en los modelos a batería que se tratan en esta guía, es la autonomía de los mismos en función del tipo de uso.

En términos prácticos: si el robot se destina a la limpieza de grandes superficies de vidrio, será de fundamental importancia que la autonomía de la batería sea suficiente para iniciar la limpieza del vidrio sin interrupción. Por lo tanto, se referirá a un dispositivo que pueda satisfacer sus necesidades en este sentido.

Por último, es importante observar el tiempo de carga de la batería en relación con su duración. En el pasado, esta relación era realmente desproporcionada, con tiempos de carga 2-3 veces más largos que la duración de la batería. Hoy en día, con las baterías actuales, esta diferencia se ha reducido mucho, pero sigue siendo bueno vigilarla.

Control remoto y funcionalidad inteligente

La mayoría de los limpiacristales robotizados son dispositivos que pueden manejarse a distancia por control remoto. Los modelos más desarrollados tecnológicamente también son capaces de interactuar con los sistemas domóticos actuales a través de conexiones Bluetooth o Wi-Fi integradas que permiten gestionar las funciones principales a distancia mediante un smartphone a través de una App dedicada.

Relacionados:  EZVIZ Smart Lock: La cerradura inteligente para tu puerta exterior

Sin embargo, hay que señalar que sería bueno utilizar esta funcionalidad en presencia por razones de seguridad. Aunque este tipo de robots disponen de una cuerda de seguridad que los ata en caso de caída, hay que recordar que el funcionamiento de estos sistemas se basa en el principio de la ventosa, que fallaría si se interrumpiera la alimentación del motor que lo hace posible.

Por estos motivos, es necesario aprovechar la gestión a distancia para programar el tipo de lavado según los casos y las necesidades, pero siempre activando el dispositivo en presencia de una persona que pueda intervenir en caso de problemas.

Ruido

En general, a la hora de plantearse la compra de un electrodoméstico, el nivel de ruido, siempre expresado en decibelios, es muy importante para que no se altere el punto de confort de las estancias donde se vive o trabaja.

En general, el nivel de ruido de un robot lavacristales está entre 60 y 70 db. Este nivel de ruido es un aspecto que adquiere mayor relevancia para todas aquellas personas que comparten sus espacios con animales de compañía, o si el silencio es parte integrante de la función de las salas de instalación.

Imagínese una actividad comercial, una oficina de servicios médicos o similar, en la que la comodidad del cliente/paciente se vería alterada por la presencia de un aparato en funcionamiento si es excesivamente ruidoso.

En cualquier caso, un umbral de ruido bajo es también una indicación de la calidad de los materiales que componen la estructura del robot. De hecho, para la misma tecnología utilizada, podemos encontrar modelos que desde este punto de vista pueden presentar deficiencias, aumentando así, debido a las vibraciones de las piezas que lo constituyen, el nivel de ruido.

Mantenimiento y piezas de recambio

Como todos los electrodomésticos, los limpiacristales robotizados están sujetos a un mantenimiento rutinario y extraordinario, por mínimo que sea. Hay que decir que las personas orientadas a la compra de un producto cuyas funciones están diseñadas para un uso totalmente automatizado no esperan tener que intervenir en el funcionamiento mecánico y/o tecnológico de forma constante.

Por ello, los robots limpiacristales están diseñados con una visión de autosuficiencia. Sin embargo, hay algunas consideraciones que nos parecen útiles para hacer una buena y consciente valoración a la hora de comprar: en primer lugar, hay que comprobar las piezas de recambio sujetas a desgaste, como los cepillos, los paños, las gomas de extracción de agua y también la batería.

No sólo los suministrados e incluidos con el robot, sino también la posibilidad de adquirir piezas originales o cualquier componente compatible de otras marcas de forma sencilla y a precios acordes con el coste del propio robot. En este sentido, saber si la marca del fabricante ofrece o no asistencia técnica puede marcar la diferencia en la elección junto con todos los demás parámetros que hemos mencionado.

Por lo tanto, conviene comprobar antes de la compra todo lo relativo al mantenimiento ordinario necesario para garantizar el buen funcionamiento del robot, como la limpieza del sistema de lavado y cualquier cambio de agua o detergente, así como el tiempo necesario para recargar la batería.

Conclusión y consideraciones finales

En conclusión: para poder hacer una buena valoración a la hora de comprar un robot limpiacristales, además de las indicaciones que ya hemos dado en los párrafos anteriores, hay otros aspectos que se deben tener en cuenta. No hemos mencionado la potencia del motor expresada en vatios ni la velocidad de limpieza indicada en minutos por metro cuadrado.

Estos dos parámetros son útiles para hacer una comparación de la relación calidad/precio en función del tipo de uso que vayamos a hacer del robot. Saber cuáles son nuestras necesidades iniciales nos ayuda a entender mejor qué robot de limpieza de ventanas necesitamos.

En términos prácticos: necesitamos saber qué volumen de trabajo va a realizar el robot, es decir, cuánta superficie de vidrio hay que lavar en relación con el tiempo que va a tardar según nuestras necesidades logísticas.

Las respuestas a estas preguntas nos darán una indicación concreta de las características técnicas básicas, como la potencia y la velocidad, del robot ideal para nosotros. Luego podemos evaluar todos los demás aspectos, como la conectividad y las funciones inteligentes, la autonomía de la batería y otras funciones accesorias que creamos que pueden ser útiles para satisfacer nuestras necesidades.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *