Mejores sensores de movimiento

mejores sensores de movimiento

La seguridad es el ingrediente clave para un hogar tranquilo y un negocio eficiente. Las luces que emiten los sensores de movimiento en el momento adecuado suelen ser un excelente elemento disuasorio para los intrusos y las personas malintencionadas. Descubramos juntos cuáles son los mejores sensores de movimiento para comprar.

Guía Paso a Paso de Cómo Funcionan las Luces InteligentesGuía Paso a Paso de Cómo Funcionan las Luces Inteligentes

Es bien sabido que los delincuentes son más propensos a atacar edificios privados o comerciales aislados con pocas fuentes de luz, para no ser sorprendidos en el acto.

Mejores kits de iluminación inteligente: Guía de compraMejores kits de iluminación inteligente: Guía de compra

Para lograr una mayor seguridad, así como para mejorar el estilo de vida de los habitantes y trabajadores, existen en el mercado diversos modelos de sensores de movimiento. Veamos a continuación cuáles son los mejores y qué parámetros hay que tener en cuenta para una elección acertada, para el hogar o la empresa.

Reseñas de los mejores sensores de movimiento

  • Sensor de movimiento para exteriores Hue de Philips Lighting
  • Sensor de movimiento Hue de Philips Lighting
  • Sensor de movimiento infrarrojo de 360°
  • Sensor de movimiento infrarrojo PIR

Sensor de movimiento para exteriores Hue de Philips Lighting

Este sensor de movimiento fabricado por Philips está diseñado exclusivamente para su uso en exteriores. Alimentado por pilas y completamente inalámbrico, este producto cuenta con características especialmente apreciadas, como la facilidad de instalación, que hace innecesario cualquier trabajo de un electricista.

Por un precio muy asequible, este sensor ofrece un campo de visión muy amplio que permite detectar todo tipo de movimientos no deseados en un radio considerable.

Puedes configurar cómodamente la aplicación para que las luces se enciendan incluso cuando no estés en casa, para disuadir a los intrusos, pero también para dar la bienvenida a los residentes con la comodidad de las luces exteriores cuando regreses. Es importante tener en cuenta que para que el producto funcione, es necesario conectarlo a un puente Hue, que no se incluye en el paquete.

Philips Hue - Sensor de movimiento exterior

Sensor de movimiento Hue de Philips Lighting

A diferencia del modelo anterior, este otro sensor de movimiento producido por Philips es exclusivamente para uso en interiores.

Es el objeto ideal para los que quieren hacer de su casa algo realmente inteligente: a través de un simple ajuste, de hecho, este pequeño sensor detecta los movimientos dentro de una habitación, encendiendo las luces conectadas cuando alguien entra en ella.

Uno de los aspectos más apreciables de este producto es su durabilidad: la batería puede presumir de una vida muy larga.

Gracias a los diferentes tipos de detección (infrarrojos, crepuscular y de movimiento), es posible personalizar al máximo su uso, aprovechando todo su potencial. También en este caso es necesario conectar el sistema Hue, que permite hasta doce sensores diferentes.

Con su excelente relación calidad-precio, este es el sensor de movimiento para interiores ideal para aquellos que quieren un hogar más moderno.

Philips Hue - Sensor de movimiento

Goobay Sensor de movimiento infrarrojo de 360°

Este detector de movimiento por infrarrojos Goobay es muy versátil y tiene un formato muy fino, lo que lo hace ideal para su montaje en el techo o en zonas de paso como escaleras o pasillos.

Relacionados:  Explorando la Xiaomi 18082 Regleta Inteligente: Innovación y Seguridad en un Diseño Elegante

El detector enciende automáticamente las luces LED, así como las bombillas tradicionales o el neón, cuando detecta movimiento en las inmediaciones. Fabricada en PVC resistente a los rayos UVA, tiene un consumo muy bajo, lo que optimiza su perfil energético.

Es muy fácil de instalar y, una vez aplicado donde se desea, se integra perfectamente en la estética del lugar.

Aunque no se trata de un sensor de movimiento que pueda considerarse profesional, este producto puede competir sin duda con los demás de la gama, sobre todo teniendo en cuenta su modesto precio y su extrema sensibilidad, que le permite detectar incluso los movimientos más pequeños en un radio de nada menos que 360°.

Sensor de movimiento infrarrojo de 360°

Sensor de movimiento infrarrojo PIR

Definitivamente hay una razón por la que este es uno de los productos más populares entre los clientes de Amazon. Con un ángulo de detección de 180° y un tamaño reducido, es el sensor perfecto para quienes no tienen requisitos particulares de diseño pero buscan un detector con una sensibilidad muy alta.

Es un producto que ahorra energía y no afecta al consumo de su hogar o negocio.

Es perfecto para detectar la diferencia entre el día y la noche de forma totalmente automática, así como los movimientos dentro del entorno en el que está instalado a una distancia máxima de aproximadamente 10 metros.

Gracias a su versatilidad y facilidad de instalación, puede aplicarse en muchos contextos diferentes: desde entornos domésticos hasta lugares de trabajo, donde resulta inestimable para automatizar procesos.

Sensor de movimiento infrarrojo PIR

Qué son los sensores de movimiento y para qué sirven

Como puede adivinarse por su nombre, los sensores de movimiento son productos diseñados para encenderse cuando detectan movimiento en una zona determinada, cuyo alcance varía según el modelo individual.

Entre las principales funciones que desempeña este excelente -y económico- producto están las relacionadas con la seguridad de una propiedad: los sensores de movimiento, de hecho, permiten alertar a los residentes de la posible presencia de intrusos, que al mismo tiempo son ahuyentados por el encendido de las luces activadas por el sensor.

Además de ser una ayuda eficaz para evitar los robos, los sensores de movimiento ofrecen otras muchas ventajas. Por ejemplo, estos dispositivos tienen un potencial considerable para ser explotados por aquellos que quieren limitar su consumo de energía y tienen un ojo para la eco-sostenibilidad. Muchos de los mejores modelos del mercado reducen los costes de energía al iluminar las zonas oscuras de la casa sólo cuando es necesario.

Cómo funcionan los sensores de movimiento

Los sensores de movimiento son principalmente un sistema de seguridad, diseñado para detectar la presencia de personas no deseadas. Se basan en diferentes tecnologías, a menudo combinadas en un único modelo, diseñadas para detectar el movimiento en el radio de la zona donde se instala el sensor.

Una vez que el sensor ha realizado una detección, la luz se enciende e ilumina la zona circundante y a cualquier persona que pase por allí. Además de la necesidad de vigilancia, estos objetos son importantes para satisfacer las exigencias de una domótica cada vez más inteligente, diseñada para el estilo de vida moderno.

Relacionados:  Cómo un simple enchufe inteligente puede transformar tu red de internet en algo más rápido y confiable.

Cómo decidir entre los mejores sensores de movimiento

Después de haberle dado una visión general de estos dispositivos, es el momento de saber cómo elegir el mejor sensor de movimiento para sus necesidades. Siga leyendo para descubrir todos los elementos que debe conocer antes de realizar su compra.

Tipo

Hay una gran variedad de sensores utilizados para detectar el movimiento: los más comunes son los infrarrojos pasivos, los ultrasónicos, las microondas y los sensores de vibración.

  • Los primeros, a menudo abreviados como PIR, son los sensores más utilizados en los detectores de movimiento domésticos. Son capaces de detectar el calor del cuerpo y, cuando los niveles de calor cambian rápidamente, los sensores se activan mediante luces o una alarma.
  • En cuanto a los ultrasonidos, son ruidos que se emiten a una frecuencia muy alta: cuando estas frecuencias son rebotadas por un objeto en movimiento, el sensor se activa y, en consecuencia, enciende o apaga las luces.
  • Los sensores de microondas, ampliamente utilizados con fines de vigilancia, emiten una serie de pulsos que aprovechan el llamado efecto Doppler. De este modo, las ondas rebotan en los alrededores y detectan cualquier cambio.
  • Por último, el método de vibración permite que el producto detecte los movimientos mediante una palanca especial, en la que se coloca una pequeña masa que activará el sensor en caso de que se produzcan movimientos imprevistos en las proximidades.

Los sensores de movimiento de doble tecnología, que combinan dos tipos diferentes de detección para reducir las falsas alarmas, son una prueba de las muchas medidas adoptadas para que estos objetos sean cada vez más precisos. Por lo tanto, en el caso de estos sensores en particular, ambos tipos de detección deben activarse para dar lugar al encendido de las luces o a cualquier acción.

Por ejemplo, un sensor de vibración podría activarse por el movimiento de las ramas debido al viento, pero con la tecnología dual, la luz no se activaría ya que el sensor de infrarrojos no detectaría el calor de las ramas. Además de estos tipos, que son ciertamente los más comunes, debemos mencionar también los sensores de movimiento por contacto, muy económicos, y los sensores de reflejo. Estos últimos, utilizados exclusivamente en la vigilancia, emiten un haz de luz LED que, al cruzarse, activa el sensor.

Tiempo de reacción

Uno de los aspectos que más diferencia a los distintos tipos de sensores de movimiento se encuentra en el tiempo de reacción, es decir, los segundos que tarda el sensor en encender la luz desde que se detecta el movimiento por primera vez. Del mismo modo, el tiempo de reacción también se mide en el tiempo de desconexión.

Cuanto más sensible sea un sensor, menor será el tiempo de reacción. Esto es especialmente importante en zonas de paso, como escaleras o pasillos, donde no hay tiempo para esperar y la luz debe encenderse lo antes posible.

Distancia y ángulo de detección

Los dispositivos del mercado también varían mucho en cuanto a la distancia y el ángulo de detección de movimiento.

Estos dos elementos, en particular el rango de detección, son parámetros útiles que sirven de guía para identificar los modelos más adecuados. Por ejemplo, los que tienen un radio más pequeño pueden aplicarse en interiores, mientras que en zonas donde es difícil seguir los diferentes movimientos, es importante elegir un sensor de 180° o incluso de 360°, que permiten iluminar mejor la zona.

Relacionados:  Descubre el GSC Evolution; El Enchufe Inteligente WIFI compatible con Google Home y Alexa

Autonomía y batería

Para facilitar la instalación, la energía de las baterías parece ser la mejor opción, especialmente para el exterior: al usar baterías recargables, no se necesita cableado. Las pilas durarán aproximadamente un año si se considera una media de diez activaciones al día, pero si el sensor se coloca en una zona concurrida, las pilas no durarán mucho.

La iluminación con sensor de movimiento por cable es la más común y no debe asustarle: la mayoría de los sistemas incluyen instrucciones detalladas y tutoriales para consultar. Para los que quieran frenar el consumo y elegir una opción más sostenible, puede valer la pena invertir en sensores de movimiento alimentados por energía solar, que son fáciles de instalar y utilizar. Son perfectos para utilizarlos incluso durante un corte de luz, siempre que haya suficiente energía almacenada.

Sin embargo, este tipo de sensor tiene algunas desventajas. Las lámparas solares necesitan unas 6-8 horas de luz al día para funcionar correctamente, y hay pocas zonas en las que se disponga de esta cantidad de luz. Además, si el lugar de montaje no recibe luz solar directa, el sensor alimentado por energía solar puede no ser la mejor solución.

Cómo colocar los sensores de movimiento

De nuevo, la colocación en el interior o en el exterior será un factor importante a tener en cuenta a la hora de elegir la mejor ubicación. En el caso de los sensores de movimiento para interiores, es importante elegir zonas de tránsito y asegurarse de que no hay obstáculos que puedan interferir con la zona del sensor.

Es importante en este caso intentar no colocar los sensores cerca de las ventanas, ya que cualquier cortina en movimiento podría activar el sensor, y si hay mascotas, es mejor elegir un sensor que no detecte su paso.

Sin embargo, en el caso de un sensor de movimiento externo, debe colocarse en zonas de difícil acceso para evitar daños. Es fundamental tener en cuenta el alcance del sensor: si lo colocas demasiado alto no podrás detectarlo eficazmente. Por último, hay que prestar atención a la exposición a fuentes de luz o calor que puedan dañarlo.

Conclusiones y consideraciones finales

En este estudio en profundidad hemos examinado todos los parámetros que pueden desempeñar un papel importante en la elección de un modelo específico de sensor de movimiento. Algunos de ellos, como el alcance, el ángulo de detección o el tiempo de reacción, son importantes, mientras que otros, como el posicionamiento en interiores o exteriores, son realmente cruciales.

El sensor de movimiento que elija para su residencia o negocio dependerá en última instancia de las necesidades de su estilo de vida y de su presupuesto. Independientemente del modelo, la instalación de uno de estos valiosos elementos no debería llevar mucho tiempo y conseguirá disuadir a posibles ladrones, al tiempo que facilitará la vida de los residentes.

Un sensor de movimiento es un gran producto en el que vale la pena invertir para proteger habitaciones, personas y sus objetos de valor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *